Maullidos Urbanos

Violencia contra mujeres policía

Gato de Barrio

Violencia contra mujeres policía

Justicia

Marzo 04, 2020 20:50 hrs.
Justicia Nacional › México Ciudad de México
Gato de Barrio › El Informador Analítico

[email protected]
En México, el 20% del estado de fuerza en las corporaciones policiacas se integra por mujeres, pero como sucede en otros ámbitos sociales, ellas también son víctimas de la violencia de género y, lamentablemente, un mínimo porcentaje de sus denuncias son sancionadas.

De acuerdo con las conclusiones del estudio Ser mujer policía en México, desarrollado por la organización Causa Común, siete de cada diez mujeres policías sufren violencia de género pero, ante el miedo a las represalias, únicamente en el 17% de los casos se denuncia no solo a sus compañeros de trabajo sino también a sus superiores y apenas en el 30% de los casos se aplican sanciones.

Muy probablemente estas cifras pueden ser más graves a nivel nacional, ya que las corporaciones policiacas de los estados de Michoacán, Nayarit, Puebla y Tabasco no permitieron desarrollar las evaluaciones.

Las mujeres policías revelaron que los problemas de discriminación se presentan desde que cursan la academia donde se capacitan; además, a ellas les resulta más difícil lograr un ascenso lo que les representa permanecer estancadas, sin posibilidades de mejora laboral y sin omitir que para cumplir con su responsabilidad restan tiempo a su vida familiar y, en caso de presentar alguna denuncia, resultan ser afectadas por acoso, hostigamiento, y revictimización.

Durante la aplicación de las encuestas en 28 entidades federativas, se demostró que las conductas agresivas contra las policías son generalizadas y normalizadas, que van desde insultos, amenazas, mensajes o fotografías con insinuaciones sexuales, tocamientos, violencia física y violación. Además, cinco de cada diez mujeres no participan en concursos de ascensos; en tres de cada diez situaciones porque los consideran inequitativos y en dos de cada diez nunca han logrado tener un ascenso.
Chantal Chastenay, ministra consejera de la Embajada de Canadá en México, quien apoyó con fondos para este estudio, puntualizó que las mujeres policías son clave para lograr terminar con la violencia de género, pero también se requiere que ellas mismas puedan vivir y trabajar en un ambiente más seguro.
Si a eso se le agrega que cuando cumplen con su labor, son insultadas y humilladas por manifestantes quienes las consideran como parte de ’la fuerza represora del Estado’, se debe entender que ser mujer policía es una labor sacrificada e incomprendida socialmente, ya que para muchas de ellas es una forma honesta de poder llevar algo de bienestar a su familia.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor