De frente y de perfil

Podrían desmantelar al Senado

Ramón Zurita Sahagún

Podrían desmantelar al Senado

Periodismo

Julio 30, 2020 21:20 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Ramón Zurita Sahagún › guerrerohabla.com

Una decena de senadores de Morena se apresta a buscar la nominación de su partido en los 15 estados en los que se realizarán comicios para gobernador el año próximo.

Varios de ellos tienen a la mano la nominación de su partido, con altas posibilidades de triunfo, mientras que otras postulaciones saldrán de la Cámara de Diputados y hasta del gabinete.

En lo que se refiere al Senado de la República se advierte que algunos de los candidatos que podría postular Morena ya compitieron por la gubernatura de esas entidades, demasiado lejanos del triunfo, por lo que ahora irían con todo a su favor, para convertirse en gobernadores.

Uno de ellos es Cristóbal Arias, dos veces competidor por el gobierno de Michoacán, siendo vencido en ambas ocasiones por los candidatos del PRI, Eduardo Villaseñor, primero y Víctor Manuel Tinoco, después. Su principal adversario interno es el alcalde de Morelia, Raúl Morón.

Félix Salgado Macedonio, es el aspirante de Morena mejor posicionado en Guerrero y tiene como ventaja que ya compitió en el pasado contra Rubén Figueroa, aunque fue derrotado ampliamente. Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública, sería su principal adversario interno.

Rubén Rocha Moya, es otro senador de Morena que apuesta a convertirse en su abanderado al gobierno de Sinaloa, por el que ya compitió en el pasado siendo avasallado por el triunfador Juan S. Millán y por el segundo lugar, Emilio Goicochea Luna.

En Nayarit, el senador Miguel Ángel Navarro lleva un par de intentos infructuosos por gobernar su entidad, por lo que la tercera podría ser la vencida. Navarro fue derrotado en tres ocasiones que compitió en su estado con distintas siglas, primero por la alcaldía de Tepic, con las siglas del PRI, después con las del PRD y fue vencido por el gobierno estatal por el priista Ney González y hace tres años compitió con el emblema de Morena y cayó ante el panista Antonio Echevarría García.

Morena tiene en el senador Cruz Pérez Cuéllar su mejor carta para competir en Chihuahua, donde Cruz fracasó en los comicios pasados ante Javier Corral. En ese entonces, Cruz se fue hasta el cuarto lugar con el emblema de MC, antes había militado en el PAN.

Sonora tendría otro senador de Morena como candidato en la persona de Alfonso Durazo, quien tiene licencia y actúa como secretario de Seguridad del gobierno federal. Durazo también compitió en otras posiciones con otras siglas, las del PRD, antes militó en el PRI y simpatizó con el PAN.

Querétaro es otra entidad en la que un senador con licencia podría convertirse en abanderado de Morena al gobierno estatal. Se trata del ex rector de la UAQ y actual delegado federal en esa entidad, Gilberto Herrera Ruiz.

En Baja California Sur, Víctor Manuel Castro, otro senador con licencia, convertido en delegado federal lleva mano y su oponente interno es Rubén Gregorio Muñoz. Castro fue militante del PRT y PRD, antes de sumarse a Morena.

Joel Padilla Peña, senador del PT podría ser avalado para ir en alianza con Morena al gobierno de Colima.

Baja California cuenta con un aspirante de Morena, el senador Gerardo Novelo, aunque se le conceden pocas posibilidades, pero en caso de ser nominado, el actual gobernador Jaime Bonilla tendría que reincorporarse al Senado, ya que Novelo es su suplente.

José Narro, senador por Zacatecas, busca afanosamente la candidatura a gobernador, aunque David Monreal parece llevarle delantera.

La senadora Rocío Adriana Abreu es una eterna aspirante al gobierno de Campeche y aunque milita ahora en Morena, antes lo hizo en el PVEM, PRI y fue candidata de Nueva Alianza y PRI, ocupando el segundo lugar en la votación para el Senado, antes perdió con las siglas del PRI la alcaldía de Ciudad del Carmen. Ahora tiene adversarios de mayor talla que le arrebatarán la posibilidad de ser abanderada.

Estos son algunos de los personajes que convirtiéndose en candidatos de Morena a gobernadores descobijarían nuevamente al Senado de la República que ya sufrió su primera gran merma con la salida de senadores como Olga Sánchez Cordero, Rocío Nahle, Alfonso Durazo, Ricardo Ahued, José Antonio Álvarez Lima, Germán Martínez Cázares, Jaime Bonilla y otros más que fueron llamados a otras tareas, aunque un par de ellos regresaron a las tareas legislativas.



Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor