Perversión y fracaso - Concatenaciones - Cuauhtémoc - todochicoloapan.com

Concatenaciones

Perversión y fracaso

Fernando Irala

Perversión y fracaso

Política

Agosto 01, 2021 23:23 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Fernando Irala › tabloiderevista.com

Escribo estas líneas mientras la primera consulta popular que se realiza en México transcurre con más pena que gloria.
Todo se hizo para que así fuera. El tema elegido es un absurdo que ahora puede ser puesto como ejemplo en cualquier clase básica de Derecho: la aplicación de la ley no se consulta.
Planteada como estaba de inicio, una pregunta directa para juzgar a los expresidentes recientes, sólo admitía esa respuesta simple.
Luego fue peor, en el afán de complacer al Presidente, la Corte retorció el texto hasta quedar una redacción cantinflesca que no lleva a ninguna conclusión.
Nadie en su sano juicio podría votar contra la obviedad formulada. La pregunta más bien es para qué llevar a cabo un proceso por su naturaleza oneroso para concluir en que si hay delito se castigue.
La muy escuálida participación de unos pocos no servirá para ninguna acción vinculante, como es el objeto de las consultas.
En cambio, ya desde antes ha dado pretexto para reanudar los ataques a las autoridades electorales, que han estado en la mira del régimen desde antes de que éste se iniciara.
Y en su conjunto, al preguntar lo que no admite cuestionamientos para obtener un silencio de estupefacción, el objetivo real es distraer al pueblo de todos los pendientes que el país arrastra, desde la incapacidad de controlar la pandemia y disminuir la mortandad y el deterioro de las condiciones de salud; recuperar el empleo y el ingreso de millones de mexicanos; reducir la criminalidad y la violencia; detener la ola de asesinatos y desapariciones, entre los temas más agobiantes.
Para nada de ello hay respuestas luego de un desastre que ya abarca tres años y que amenaza prolongarse el resto del sexenio.
De ahí tanta distracción, de la rifa del avión a las subastas de bienes decomisados, de los informes multiplicados en donde no se informa de nada a las consultas sobre lo que no hay que consultar, de las mañaneras en donde se exhibe a todos los críticos, a la confrontación como sistema.
¿Que sigue después del esperado fracaso de la consulta?


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor