La UNAM advierte: La vacuna no resuelve la crisis, hay que mantener precauciones



*La Comisión Universitaria que da seguimiento a la pandemia consideró una buena noticia el avance en el desarrollo de vacunas, pero subrayó que su aplicación será lenta y debe seguir la prevención.

| Expansión Política | Desde guerrerohabla.com
La UNAM advierte: La vacuna no resuelve la crisis, hay que mantener precauciones


Salud

Diciembre 03, 2020 18:21 hrs.
Salud Nacional › México Ciudad de México
Expansión Política › guerrerohabla.com


Ciudad de México. jueves 03 diciembre 2020.-La eventual aprobación de una vacuna contra el COVID-19 y su aplicación entre la población son una buena noticia, pero no significan que México ya tenga una solución inmediata y que los ciudadanos ya puedan olvidarse de las medidas sanitarias, señalaron especialistas de la UNAM.

En conferencia de prensa este jueves, los expertos explicaron que, aunque se empiece a vacunar antes de que acabe 2020, para alcanzar una protección o "inmunización de rebaño" tendrían que pasar algunos meses de 2021 e incluso de 2022.


Samuel Ponce, coordinador de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus y del Programa Universitario de Investigación en Salud, dijo que son buenas noticias que haya varios prototipos de vacunas desarrollados rápidamente y que con protocolos de emergencia sea posible acceder a ellos, pero el escenario es complicado y no hay que relajar medidas.

"Estamos en el peor momento de la pandemia, seguramente, y vamos a estar así durante las próximas semanas y meses, y la vacuna, llegando a nuestro país, autorizándose en Reino Unido, Estados Unidos, no modifica para nada este panorama, ahí está el riesgo", afirmó sobre la próxima la temporada invernal.
México firma contrato con Pfizer para adquirir 34 millones de vacunas anticovid
Actualmente hay siete vacunas con aprobación de emergencia. La de Pfizer es la primera que recibe autorización de una agencia sanitaria fuera de China o Rusia, para aplicarse en población general bajo protocolos de emergencia. La empresa solicitó autorización a la Administración de Alimentos y Medicamentos de EU (FDA, por sus siglas en inglés), y a la Cofepris de México, el pasado 26 de noviembre.

La Secretaría de Salud federal firmó un contrato por 34.4 millones de dosis, de las cuales 250,000 se prevé que lleguen en los próximos días, una vez que la sustancia sea aprobada por las autoridades sanitarias.

Entre los retos de esta vacuna está la cadena de frío requerida para su traslado, ya que es "ultracongelado". Para ello, se sabe que Pfizer se ha comprometido a encargarse de su distribución , aunque aún no se revelan los detalles de este acuerdo.

"El programa (de vacunación) se va a llevar muchos meses, va a ser complicado administrar la vacuna, no vamos a tener un proyecto de vacunación como influenza, donde en cuatro o cinco meses se pretenden aplicar 34 millones de dosis (…) Será importante que toda la población trate de seguir todas las indicaciones de salud para tratar de obtener el mayor beneficio en el más corto tiempo, pero este corto tiempo nos va a llevar 2021 y parte de 2022", dijo Ponce.

María de Lourdes García, subdirectora de Prevención y Vigilancia en Enfermedades Infecciosas en el Centro de Investigación sobre Enfermedades Infecciosas del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), coincidió en que las medidas sanitarias se van a mantener todavía por largo tiempo.

"¿Qué esperar de la vacuna? Pareciera que es la herramienta que nos va a sacar de esta crisis, y eso es esperar demasiado, es decir, la vacuna afortunadamente parece tener más eficacia de la que se pensaba (…) Es una herramienta magnífica, pero esto no significa que se puedan dejar de lado las demás medidas", señaló.

En los siguientes dos años, son medidas que no vamos a olvidar. La vacuna no quiere decir que mañana ya me puedo ir a una fiesta, probablemente esto no pueda ocurrir en los próximos 12 meses".

De acuerdo con Ponce, se necesitarían alrededor de 80 millones de personas vacunadas o con anticuerpos y, para alcanzar estas cifras, se requerirán meses, posiblemente hasta 2022.

Mauricio Rodríguez Álvarez, académico de la Facultad de Medicina y vocero de la Comisión Universitaria, aseguró que la tarea ahora es romper con la cadena de transmisión que está ocurriendo desde hace varias semanas en el país.

"Estamos a tiempo de romperla para que podamos tener un invierno no tan intenso; si continúan las cadenas de transmisión y los contagios como hasta ahorita, en las tres o cuatro últimas semanas va a seguir incrementando la actividad de la epidemia, y vamos a tener en enero y febrero mucha actividad epidémica que va a seguir causando problema", dijo.

No es tan complicado, ya sabemos qué hacer. Es momento de sacrificar y de, otra vez, volvernos a guardar, cubrebocas, higiene de manos, sana distancia, identificar pronto a los enfermos, evitar complicaciones y prevenir contagios".
Al corte del 2 de diciembre, la Secretaría de Salud federal tenía registrados 1 millón 133,613 contagios y 107,565 decesos por COVID-19.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor