La Casa de Cultura de Nextlalpan alberga mural ’El gran señorío de Xaltocan’ de Carolina Elisa Margalli


Representa esta obra la historia de la comunidad indígena Xaltocan.

| De la redacción | Desde tabloiderevista.com
La Casa de Cultura de Nextlalpan alberga mural ’El gran señorío de Xaltocan’ de Carolina Elisa Margalli

Cultura

Septiembre 11, 2020 11:43 hrs.
Cultura Nacional › México Estado de México
De la redacción › tabloiderevista.com

Conmemora el 800 aniversario del Señorío de Xaltocan.

Nextlalpan, Estado de México, 11 de septiembre de 2020. El Gobierno del Estado de México y la Secretaría de Cultura y Deporte cuentan con Centros Regionales de Cultura que brindan la oportunidad de admirar la belleza de las tradiciones e identidad mexiquenses.

Uno de ellos es la Casa de Cultura de Nextlalpan ’Cualcalli’, que alberga el mural ’El gran Señorío de Xaltocan’ realizado entre 2007 y 2008, por la muralista Carolina Elisa Margalli Orozco, sobrina nieta del muralista José Clemente Orozco.

Dicho mural, instalado en el Salón ’Chiconcuhtli’, fue inaugurado el 21 de marzo de 2008, y relata una etapa de la historia de la comunidad indígena Xaltocan, comenzando por la llegada del hombre al continente americano, a través del estrecho de Bering, y el desplazamiento de los grupos humanos hacia el sur del continente y su establecimiento en Mesoamérica.

En la pieza, los visitantes pueden ver el desarrollo de cinco grandes culturas, identificadas con obras representativas de cada una: la pirámide de Chichen Itzá, de la cultura maya, una columna tolteca, una cabeza colosal olmeca, una cabeza de Quetzalcóatl, de la cultura teotihuacana y Coyolxauhqui, perteneciente a la cultura mexica.

En el centro del mural, se puede apreciar la extensión que llegó a ocupar el Señorío Otomí de Xaltocan, el bastón de mando de la comunidad, la Diosa Acaxapo y las actividades cotidianas durante el periodo prehispánico.

También tiene un fragmento de la Lámina 2 del Códice Xolotl, donde se relata cómo el caudillo chichimeca otorga en matrimonio a su hija Cihuaxochitl para que se despose con Chiconcuauhtli, dirigente otomí, y les proporciona la isla de Xaltocan para asentarse.

Asimismo, se plasman los líderes que estuvieron al frente de Xaltocan durante los siglos XIII y XIV, así como las órdenes guerreras que defendieron la isla a lo largo de siglos.




Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor