Escándalo de "Rápido y Furioso" hundiría también a Calderón y a Medina Mora


Calderón y a Medina Mora estaban vinculados en el operativo de armas ’Rápido y Furioso’ por el cual podrían verse afectados

| SIN EMBARGO | Desde Emmanuel Ameth Noticias
Escándalo de "Rápido y Furioso" hundiría también a Calderón y a Medina Mora

Política

Mayo 12, 2020 04:54 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
SIN EMBARGO › Emmanuel Ameth Noticias

La nota diplomática que envió el presidente López Obrador a la Embajada de Estados Unidos acerca del operativo "Rápido y Furioso" donde introdujeron más de 2 mil armas de fuego a territorio nacional, vincularía directamente al entonces presidente Felipe Calderón, por lo que podrían reabrir el caso.

El Gobierno de México solicitó a la Embajada de Estados Unidos en el país la información relacionada con el operativo ’Rápido y Furioso’, a fin de conocer si las autoridades mexicanas estaban informadas sobre la intromisión de más de 2 mil armas de fuego a territorio nacional.

A través de un video, el Secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, dio a conocer el contenido de la nota diplomática que el Gobierno de México extendió a la Embajada de Estados Unidos en el país.

’El Gobierno de México solicita que se le proporcione toda la información que se disponga respecto al operativo ‘Rápido y Furioso’, conforme al ánimo de cooperación y confianza mutua que rige la estrecha relación entre ambos países’, detalló Ebrard Casaubón.

El Canciller acusó que las armas introducidas mediante el operativo ’Rápido y Furioso’ han sido utilizadas para cometer delitos en Estados Unidos, México y otros países.

Apuntó que hasta la fecha no se ha cumplido el objetivo de conocer las redes de distribución de armas de fuego ilegales, y mucho menos se ha castigado a los posibles responsables de estos hechos.

’El tráfico ilícito de armas ha ido creciendo en los últimos años, a la fecha; la comunicación y operación del operativo, entre las autoridades mexicanas y estadounidenses, no ha sido suficientemente aclarada’, destacó.

’La entonces Procuraduría General de la República (PGR) aducía que la autoridades mexicanas desconocían el operativo; sin embargo, a través del Gobierno de Estados Unidos, publicó un testimonio del exSecretario de Justicia, Erick Holder, quien aseguró que las autoridades mexicanas sí tenían conocimiento del caso’.

Ebrard Casaubón apuntó que existen ’dudas fundadas’ sobre si el Gobierno mexicano desconocía el operativo o si existió cooperación entre las autoridades de ambos países.

’Hay dudas fundadas con respecto a lo ocurrido, si en efecto, como apunta la evidencia descrita, el Gobierno de México conoció y autorizó el operativo , entonces estaríamos ante grandes violaciones a la Constitución política y leyes que de ella emanan, por parte de los que ocupaban los más altos cargos en nuestro país, puesto que habrían mentido al Congreso de la Unión y al la sociedad’, añadió.

En este sentido, dijo que si México y sus autoridades desconocían el operativo, ’entonces autoridades de Estados Unidos habrían actuado en territorio nacional sin conocimiento del Gobierno y se habrían entregado armas a la delincuencia organizada, provocando homicidios y otros grandes delitos contra nuestra sociedad’.

Agregó que la actual Fiscalía General de la República (FGR) envió solicitud a la ATF desde septiembre de 2019 para recabar la documentación de las declaraciones de los procesados por el mismo operativo, así como la relación de las armas del operativo que han sido recuperadas.

’La FGR nos ha hecho saber que envió solicitud a la ATF desde septiembre de 2019, ratificada en febrero de 2020 para varios objetivos: recabar la documentación de las declaraciones de los procesados por el mismo operativo, así como la relación de las armas del operativo que han sido recuperadas en México, y la relación de las armas de fuego vinculadas al operativo, de las cuales aún no se tiene registro de su recuperación’, apuntó.

Aunque el expresidente Felipe Calderón ha afirmado que su Gobierno no estuvo enterado en su momento del trasiego vigilado de armas del operativo ’Rápido y Furioso’, documentos del Departamento de Tabaco y Armas de Fuego (ATF, por sus siglas en inglés) muestran que Eduardo Medina Mora, exprocurador General de la República, sí supo sobre las entregas controladas de armas de fuego desde 2007.

El 17 de septiembre de 2007, el entonces Presidente George W. Bush nominó a Michael Mukasey como Fiscal General de Estados Unidos. El también abogado estadounidense estuvo en el cargo hasta el 2 de febrero de 2009, cuando lo sucedió Eric Holder.

De la reunión entre los procuradores de México y EU, a la que hace referencia el memorando de la oficina de Mukasey en Washington, DC, la entonces Procuraduría General de la República, encabezada por Medina Mora, reportó a los medios, a través de un comunicado, que se había revisado temas de la agenda bilateral en materia de justicia.

En la reunión se hizo énfasis en la voluntad política ’que ha permitido constituir a la procuración de justicia como un vértice estratégico en la lucha que ambos países realizan contra la delincuencia organizada trasnacional’, se destacó en el comunicado de esa dependencia federal.

El proyecto Gunrunner fue precursor a la operación ’Rápido y Furioso’ e inició como un programa piloto en Laredo, Texas, y se expandió como iniciativa nacional en 2006.

La operación denominada ’Rápido y Furioso’ fue iniciada por la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, en la cual vendió diversas armas a presuntos criminales y las dejó pasar hacia México con el objetivo de poder rastrearlas, y darles seguimiento a través de un chip. Sin embargo, la acción encubierta no fue reportada al Congreso, esperando identificar a los responsables.

De 2006 a 2011, la ATF permitió que 2 mil 500 armas fueran compradas ilegalmente y transportadas a México. SIN EMBARGO


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor