Detona ácida polémica nadadora transgénero en EU - Lia Thomas, 22 años de edad, nacida como Will, hilvana victorias a nivel universitario - Cuauhtémoc - todochicoloapan.com


| diarioalmomento.com

Detona ácida polémica nadadora transgénero en EU


Lia Thomas, 22 años de edad, nacida como Will, hilvana victorias a nivel universitario

Detona ácida polémica nadadora transgénero en EU

La controversia en torno a Lia Thomas, que surge de nuevo por la delicada cuestión del lugar de los deportistas trans.

Enero 28, 2022 00:36 hrs.
Deportes Estados › México Ciudad de México
Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

+Y divide posiciones

+ La discusión, una forma de discriminación, argumentan defensores

+’Esto me causó mucha angustia’, confiesa, refiriéndose al dilema de competir con varones o mujeres

+’No podía concentrarme en la natación, ni en los estudios ni en mis amigos’, reconoce


Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO/agencias).– Desde hace meses, la nadadora transgénero Lia Thomas, 22 años de edad, encadena encendidas y polémicas victorias en las piscinas universitarias estadounidenses, generando una acalorada discusión por las supuestas ventajas que tiene debido al hecho de haber nacido hombre.

La controversia, que surge de nuevo por la delicada cuestión del lugar de los deportistas trans, ya ha llevado a la NCAA, organización que regula el deporte universitario, y a USA Swimmings, la federación estadounidense de natación, a prometer un nuevo reglamento.

Todo esto con el fondo de una ofensiva de políticos conservadores.

En una de las escasas entrevistas que ha concedido, Thomas explica en el podcast TheSwimSwam que se dio cuenta de que era trans en el verano de 2018, aunque quiso seguir nadando con los hombres.

’Esto me causó mucha angustia. No podía concentrarme en la natación, ni en los estudios ni en mis amigos’, confesó.

En mayo de 2019 inició su transición con un tratamiento hormonal.

En su primera temporada en la competición femenina, Thomas está arrasando.

A principios de diciembre en Akron (Ohio) consiguió los mejores resultados del año en 183 (1: 41. 93) y 457 metros libres (4:34.06). El sábado, en Harvard (Cambridge, Massachusetts), brilló ganando las 100 (91 metros) y 200 yardas libre (183).

La estudiante respeta las reglas de la NCAA, que autoriza a las mujeres trans a participar en sus filas tras haberse sometido durante al menos un año a un tratamiento de supresión de testosterona. Lo que es insuficiente para algunos, en un deporte de potencia como la natación, porque su transición se inició tras la pubertad.

Rendimiento excesivo

Lia tiene un rendimiento excesivo en las pruebas femeninas, escribe el Women’s Sports Policy Working Group, que reivindica la defensa del deporte femenino, en un correo a la NCAA.

Se basa en un estudio, el cual todavía no ha sido publicado en una revista científica, que ha analizado los cronos de la nadadora.

’Sus tiempos de la postransición hasta ahora son muy parecidos a sus mejores marcas de la pretransición en las pruebas masculinas’, agrega el grupo, que cuenta en sus filas con la medallista olímpica de natación (Los Ángeles, 1984) Nancy Hogshead-Makar.

Para sus defensores, la polémica es una prueba más de las discriminaciones que sufren las personas trans.

Thomas es simplemente una atleta que ama su deporte, que se entrena duro y respeta todas las condiciones para nadar en competiciones.

’Pese a ello, es víctima de una retórica violenta’, lamentó el grupo Athlete Ally.

El asunto divide en Estados Unidos, donde varios estados conservadores –diez, según Athlete Ally– han adoptado leyes para impedir que las jóvenes trans participen en las competiciones femeninas de los colegios.

EU cuenta en total con 50 estados.

Lia era Will

Lia tiene 22 años y compite en el equipo de natación de la Universidad de Pensilvania. Sus buenos resultados en la piscina son ya conocidos en todo Estados Unidos pero la joven está enfrentándose a una situación de discriminación por su condición de transexual.

Lia nació como Will y, tras decidir que su verdadera identidad era femenina, inició un proceso de cambio de sexo en 2018. Ello le permite formar parte del equipo femenino de la universidad y competir contra otras mujeres.

La mayor parte del tratamiento al que se sometió Thomas coincidió con la temporada 2020/21, suspendida por la expansión de la pandemia de coronavirus. La deportista hizo su reaparición en otoño y empezó a cosechar buenos tiempos y marcas en pruebas de 200, 500 y 1.650 yardas de estilo libre.

Thomas ya está entre las mejores de Estados Unidos en 200 y 500 yardas, por lo que ha llamado la atención del mundo de la natación. El hecho de que ahora compita contra mujeres, y no contra hombres, ha suscitado críticas y reacciones en diferentes estamentos de la natación americana.

Un grupo de padres de deportistas de la Universidad de Pensilvania se ha dirigido a la National Collegiate Athletic Association (NCCA), la asociación que organiza los deportes universitarios de Estados Unidos, para pedirle que impidan a Thomas participar en la categoría femenina.

Deportistas como la olímpica Erika Brown, quien nadó en los últimos Juegos de Tokio 2020, también se han manifestado en contra de que las mujeres transexuales puedan competir contra las mujeres biológicas. Una jueza de la Federación de Estados Unidos también se sumó a las actitudes de protesta.

’No pretendo criticar a Lia, pero es un cuerpo masculino nadando contra el femenino’, escribió en la carta de renuncia, citada por El País.

’Y ese cuerpo masculino nunca puede cambiar. Ese cuerpo masculino siempre será un cuerpo masculino’.

Uno de los principales medios especializados en natación escribió en su editorial:

’El hecho es que, durante casi 20 años, desarrolló músculo y se benefició de la testosterona producida naturalmente por su cuerpo. Esa fuerza no desaparece de la noche a la mañana, ni con un año de supresores. En consecuencia, Thomas se sumerge en el agua con una ventaja inherente respecto a las demás’.

Estos debates se reavivan cuando las deportistas transexuales empiezan a demostrar que son capaces de obtener buenos resultados, también en España.

Frente a estas críticas, Thomas defiende que se ha sometido a terapia hormonal para la reducción de testosterona y a un tratamiento bloqueador de estrógenos, mediante los cuales asegura que ha perdido el músculo y la fuerza que tenía cuando aún no había empezado su transición.

Se muestra orgullosa de sus marcas y de su cuerpo y garantiza que acata las normas presentes en el deporte universitario estadounidense.

La polémica, sin embargo, está servida.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Prepa en un examen

Preparatoria en línea en cuatro meses, clases en línea. Calendario Ceneval 2022
cursoceneval.com.mx
Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.