¡Que Conste,…Son Reflexiones!

Dejen la Soberbia para Después.......

Sócrates A. Campos Lemus

Dejen la Soberbia para Después.......

Política

Noviembre 13, 2020 21:47 hrs.
Política Estados › México Oaxaca
Sócrates A. Campos Lemus › diarioalmomento.com

Estuvimos en una plática con Jaime Velázquez y Omar Aguilar por la radio donde platicamos sobre sus experiencias de vida y de muerte ahora que pudieron superar el coronavid 19 que los mantuvo al borde de la muerte y así, en esa enorme experiencia de vida y de muerte en tiempos de paz donde se lucha contra un enemigo invisible, daban gracias infinitas al personal de salud, a las enfermeras y doctores que 24 horas estuvieron a su lado para salvarles la vida y de ahí el pequeño aporte que nos dan para que la gente entienda que no debemos romper las normas y debemos, por el bien nuestro y el de los demás cuidarnos y ser solidarios para los que más lo necesitan, recordando que no hay nada mejor para la salud, el corazón y el espíritu que agacharse para ayudar a otros a levantarse, y así creo que todos tenemos obligación de entender estos casos no como simples historias sino como experiencias que nadie debe o desea vivir, así que a cuidarse en vez de andar de grillo y de jodedor como lo hacen cientos en bailes sin las debidas protecciones, como si el bailar que es hermoso y bueno sea mejor que el no contagiarse.

Y eso de que el pueblo es sabio y sabe comportarse pues no es así en todos lados y no es que queramos estar jodiendo al presidente, pero casi no le hacen caso las madres o los hijos a los que se dice que se deben portar bien, tampoco hacen caso del aislamiento en los días de muertos porque en varios poblados de Guerrero la gente tiró las puertas de panteones para evitar que le impidan estar en la festividades en las tumbas o llevarles las ofrendas y entendemos que las raíces y las costumbres son grandes y que son vitales para la conservación de las tradiciones y el respeto que se les debe tener a las comunidades, pero así pocas esperanzas tendremos de que controlemos los contagios y los rebotes por más discursos y rollos que nos den cada mañana y tarde. Finalmente los muertos a lo mejor no sienten ni enferman pero los vivos no dejan los llantos y los recuerdos y es lo único que les queda, porque además, los tiempos en muchos sitios no son para la esperanza sino para la tragedia y esto es real en muchos sitios y la crisis de salud, económica y de seguridad en vez de despertar valores despierta odios y resentimientos y no se busca quién lo hizo sino quién lo paga, y ahí, nos jodemos todos.

Hace poco en muchos sitios y reuniones de gabinete se ha sabido de los contagios de colaboradores cercanos al presidente, se alega que mantienen la sana distancia, pero nadie puede asegurar que con eso solamente se vitan los contagios ya que en los puntos se va regando el virus y en la realidad nadie sabe cómo pero jode o se joden los que andan cerca y se contagian, el presidente no es Dios y no está exento de los contagios, en los momentos actuales de crisis política que no podrá negar con la oposición de varios gobernadores y la amenaza de ruptura del pacto federal donde al parecer uno de los pocos gobernadores con el debido respeto y conocimiento de lo que sucede como lo es Alejandro Murat, señala que el camino del momento no es la confrontación sino el uso adecuado del diálogo y la conciliación para sostener la unidad y la paz en el país.

Tal vez para muchos acelerados y resentidos, los tiempos son privilegiados para mantener la guerra y hacerla en contra del presidente o del proyecto que sostiene, pero la realidad es que si todos le ponemos leña al horno. al principio calienta pero después puede explotar y ahí nadie garantiza de que salvemos al país o se pueda contener la violencia y la desestabilización. En muchas ocasiones el presidente ha mostrado y demostrado que es hombre que sabe afrontar los conflictos que ponen en riesgo incluso su libertad o vida, pero ya estamos en otras circunstancias y tiempos y sería bueno el que se reflexione sobre este tema y logremos convencer a todos de que lo mejor es dejar a un lado la soberbia que llega a destruir y ceder un paso para poder avanzar en el presente y sostenerlo en el futuro, demostrando que lo mejor es el diálogo al que se dice se debe privilegiar y no las posturas inadecuadas alegando que se lastima la figura presidencial, porque si importan más las figuras a las realidades entonces andamos mal, lo primero que tenemos como obligación es sostener la paz y luchar por el sostén de salud, vida y empleo de los mexicanos, la grilla política futurista o no, encaminada a los logros en puestos y presupuestos no es más importante que la vida y el bienestar en salud y economía de las familias mexicanas. RECORDEMOS QUE LA VERDADERA MANO PODEROSA SIEMPRE SERÁ MANO GENEROSA.

Creemos que la postura de los gobernadores encaminada a la confrontación es justificada ante el trato, dicen inadecuado y grosero o indiferente del presidente y por ello demandaban la reunión con él, y el presidente al parecer piensa que no debe ceder y reunirse a pesar de que siempre ha sostenido de que se deben enfrentar los problemas públicamente y resolverlos por diálogo y conciliación porque es la mejor vía, si esto sucede y hay reunión se podría televisar para que los ciudadanos que quieran normen su criterio y al final de cuentas lo que se busca es encontrar las coincidencias para llegar a limar las diferencias y solucionar el conflicto que es de muchos y afecta a todos. El presidente es hombre de buenas maneras y no se anda por las ramas así que apelando a su característica en el dialogo y apelando a las buenas intenciones de los gobernadores creemos que no hay nada mejor que televisen su reunión y dejen que los mexicanos juzguen, finalmente el ’pueblo es sabio’ nos ha dicho el presidente así que no debe desconfiar de su claridad. Mantenernos en la soberbia de uno y de otro lado nos obliga a recordar algo que es totalmente cierto: DIOS, CASTIGA A LOS HOMBRES QUE QUIERE DESTRUIR, CUANDO LOS LLENA DE SOBERBIA’.

RECUERDEN A SUS DIFUNTOS CON EL AFECTO Y CARIÑO GUARDANDO LA SANA DISTANCIA, LAVÁNDOSE LAS MANOS, MNTENIENDO EL CUBRE BOCA, Y SOBRE TODO, NO TENIENDO REUNIONES NI FESTIEJOS A MENOS QUE QUIERA SER RECORDADO COMO DIFUNTO EL AÑO QUE VIENE….


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor