Cuando Cristiano Ronaldo elogió a silbante mexicano


CR7 obsequió su playera a Armando Archundia, uno de los mejores árbitros en la historia del balompié nacional

| Jesús Yáñez Orozco | Desde diarioalmomento.com

Deportes

Mayo 16, 2020 15:47 hrs.
Deportes Estados › México Ciudad de México
Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

+En reconocimiento a su labor en la cancha

+Detalles similares tuvieron con él, Edgar Davids, Holanda, y Ronaldo Nazario de Lima, Brasil

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO).- La de los árbitros de futbol es una vida aciaga. Eternos villanos, imprescindibles, en la película del balompié, en cualquier rincón de mundo. Ni a Dios ni al diablo satisfacen. Nadie se apiada de ellos. Son irredento pretexto en las derrotas de equipos. Etéreos en las victorias. Son ‘devorados’ por la rabiosa horda de fanáticos del club en desgracia.

Semejan, como dice el refrán popular mexicano, al cohetero: si hace bien su trabajo, de todas maneras le chiflan.

Incluso hay quienes osan llamarlos ’el lado oscuro de los hombres de negro’ cuando se ven involucrados en la manipulación de partidos. Ficticia o real. Como ha sucedido en el futbol mexicano –en uno de sus momentos de más tenebrosos– de acuerdo con versiones periodísticas.

Hubo un caso escandaloso en la década de los 80, cuando más de medio centenar de nazarenos abandonaron la Comisión de Arbitraje de la Federación Mexicana de Futbol. Estaban involucrados en la manipulación de juegos, sobre todo de segunda división, para beneficiarse de la Lotería Deportiva.

Pero es atípico el caso del mexicano Armando Archundia, uno de los mejores silbantes a nivel internacional. Abogado de profesión, tiene 54 años de edad. Honesto a carta cabal, dicen quienes lo conocen.

Su inmaculado trabajo lo llevó a participar en dos Copas del Mundo: Alemania 2006 –donde tiene el récord de partidos dirigidos: ocho– y Sudáfrica 2010.

Su juego más relevante a nivel internacional de selecciones fue la semifinal de Alemania 2006 disputada el 4 de julio de 2006 entre las selecciones del país anfitrión vs Italia. También dirigió las finales de la Copa Mundial de Clubes entre el São Paulo vs Liverpool y Barcelona vs Estudiantes de la Plata.

Torneos que quedarán cincelados en su memoria para siempre.

No sólo por el logro cumplido, sino porque su trabajo fue aplaudido por grandes estrellas del futbol internacional, como Cristiano Ronaldo. Que, con Lionel Messi, ha disputado la aureola de mejor jugador del planeta.

El ex silbante recuerda que en el Mundial de Sudáfrica 2010, estuvo a cargo del partido de fase de grupos entre Brasil y Portugal, uno de ellos necesitaba ganar para acceder a los octavos de final. Torneo donde España acabó coronándose.

En ese duelo, amonestó a siete jugadores durante el primer tiempo, por lo que cuenta que en el descanso, el atacante luso se acercó a él para decirle en portuñol –que no tiene ápice de soberbia y protagonismo cuando exhibe su hercúleo cuerpo durante los partidos, desnudándose el torso–, en su calidad de capitán:

«Oiga míster, ya me di cuenta que usted es de manita dura, ya nosotros nos vamos a comportar y vamos a tratar de jugar. No queremos que nos expulse porque queremos jugar el siguiente partido’’.

Archundia respondió:

’Bueno, la decisión no es mía, es suya.’

Al finalizar el duelo, -que quedó empatado sin goles- Cristiano se acercó a Armando para felicitarlo.

«Muchas gracias, buen partido que controló y dirigió, nosotros entendemos que los portugueses somos de carácter muy fuerte, no somos fáciles para ustedes. Le voy a mandar una playera, no me lo tome a mal«, contó el exsilbante a la televisora ESPN.

Otro Ronaldo, en este caso Nazário, también alabó el desempeño de Archundia en un Mundial. También fue en 2006 cuando la Verdeamarelha se midió a Croacia en su primer duelo del Grupo F.

«Tengo la de Ronaldo Luís Nazário de Lima, que la selección de Brasil me hizo el favor de regalármela en el Mundial del 2006 al término del partido. Al final reconocen también tu esfuerzo. Uno atesora esos recuerdos y al final que la gente y ese tipo de jugadores reconozcan tu capacidad, también es importante», admitió

Recordó otra experiencia con uno de los integrantes más destacados de la Naranja Mecánica:

’Tengo colección de playeras de muchas figuras. Incluso hay una de Edgar Davids. Jugó en la selección de Holanda, que me tocó dirigir en un partido amistoso en Estados Unidos contra ésta selección.’

Al final del partido fue al vestuario. Tocó la puerta y le dijo:

’‘Oiga señor, le quiero agradecer, que buen trabajo, no lo había visto dirigir y dirige usted muy bien. No lo tome a mal’ y me regaló su camiseta y así es que tengo varios recuerdos.’

Toda regla tiene una excepción.

Incluso entre los oscuros hombres de negro.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor