Cárdenas del Río se valió del río para ’lavarse las manos’ - INTERPERRITO - Álvaro Obregón - todochicoloapan.com

INTERPERRITO

Cárdenas del Río se valió del río para ’lavarse las manos’

Diego Alcalá Ponce

Cárdenas del Río se valió del río para ’lavarse las manos’

Política

Mayo 21, 2021 20:15 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Diego Alcalá Ponce › Club Primera Plana

La lucha armada de 1910, evidentemente, como tantas veces lo hemos señalado, y lo reiteramos, no fue contra Porfirio Díaz, él solo fue el pretexto, porque luego de su caída se suponía que todo acabaría y, no fue así; la revolución apenas empezaba. Pero, entonces, ¿contra quién se peleaba si ya no había motivos? No cabe duda que Díaz fue ’la carnada’, porque esa lucha se dio más bien entre los grupos que ya se disputaban el poder. ¿Quiénes se beneficiaron?
El PRI, que fue la empresa política más grande y ’productiva’ de México, fue procreada al amparo de este movimiento. De simple partido pasó a ser gobierno dictatorial absoluto. Esa revolución, de la que solo se beneficiaron unos cuantos, jamás fructificó para el resto del país. Los más necesitados, los marginados siguen siendo los mismos, y hasta un poco más. Ese es el México real, el país ’democrático’ gobernado por ’monárquicos’ con sueldos extraordinarios. De esa revolución, de la que se cuentan mentiras completas y verdades a medias, surgió la nueva pléyade de políticos corruptos que abundan todavía. Y dado que el PRI fue el único gobierno absoluto, escribió esa historia a su modo. Así fue como se negaron muchas verdades y se impidió conocer a los culpables de ilícitos y hasta de asesinatos.
Y un capítulo más de esa tenebrosa historia fue el crimen político de Venustiano Carranza, que este 21 de mayo de 2021 se cumplen 101 años de haberse cometido. En su libro Crónica de la Revolución Mexicana (1957), el polémico periodista Roberto Blanco Moheno confirmó lo que ya se sospechaba. Para conocer la verdad, entrevistó al hombre que ordenó disparar contra la choza donde dormía el coahuilense aquella madruga del 21 de mayo de 1920 en Tlaxcalantongo, Pue. Este sujeto, que tampoco quería ’cargar solo con el muerto’, confesó y narró cómo fueron los hechos. Primero le mostró al periodista un viejo telegrama en el que se leía: Señor Carranza pasará por su sector. Caso remoto de que quede vivo, remítalo a esta plaza. Lo firmaba el general Álvaro Obregón. Pero, dado que el telegrama no estaba dirigido al personaje en cuestión, Blanco Moheno insistió: ’Pero usted no era el indicado para hacerlo…’ Al individuo aquél no le quedó más que confesar la verdad, y sin más le mostró al terco periodista una hoja de cuaderno arrugada donde se leía: ’Por estar crecido el río del Espinal, no puedo pasar con mi gente. V. Carranza pasará por su sector. Bátalo’. Era un recado firmado por el coronel Lázaro Cárdenas del Río.
Luego de conocerse esta verdad histórica, los socialistas de la época del cardenismo, que cada año viajaban a Moscú con todos los gastos pagados, se lanzaron contra Blanco Moheno porque muchos de ellos la desconocían. En cambio, Cárdenas nunca dijo nada contra el incisivo periodista y fueron amigos por siempre. ¿Acaso Lázaro Cárdenas del Río se valió del río crecido para ’lavarse las manos’? ¿O, solo cumplió una orden de la superioridad de la férrea disciplina del servicio militar? Si así fue, pues…
Por coincidencia, el 21 de mayo, fecha del artero asesinato del presidente Carranza, es la misma del nacimiento de Lázaro Cárdenas, pero de 1895. Y también por coincidencia, o más bien por disposición gubernamental priista, yacen juntos en el Monumento a la Revolución. Pero, irónicamente, junto a ellos también están sepultados, acaso para acallar rumores y descontentos, además de los restos del hombre que inició la revolución, los de otro que nunca le parecieron la actitud y el proceder de Venustiano Carranza: Francisco Villa, a ese que tampoco le gustaba a Álvaro Obregón.
Ironías de la vida: ¿A quién le gustaría ser sepultado junto a su enemigo, y para colmo, también con su verdugo? Pero, como los muertos no hablan…
[email protected]


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor