Contexto Político

Adela Román: segundo informe opacado

Por Efraín Flores Iglesias

Adela Román: segundo informe opacado

Periodismo

Septiembre 14, 2020 19:54 hrs.
Periodismo Nacional › México Guerrero
Por Efraín Flores Iglesias › guerrerohabla.com

--------------
A la que le llovió sobre mojado durante su segundo informe de gobierno, fue a la alcaldesa de Acapulco, la morenista Adela Román Ocampo.
Resulta que además de recibir serios cuestionamientos de regidores del PRD, PRI y PT, también fue cuestionada por un miembro de su partido.
El regidor Javier Morlett Macho fue claro y contundente al calificar a Adela Román como una ’presidenta que no quiere escuchar, no quiere aprender y peor aún, no puede aprender porque no reconoce que necesita aprender’, y que su administración se ha apartado de los principios de la 4T (no robar, no mentir y no traicionar). ¡Zas!
’No podemos seguir callados y ausentes cuando ante nuestros ojos este gobierno se derrumba’, agregó.
Aseguró que la realidad no se puede ocultar ’con eventos fastuosos y documentos triunfalistas’.
’Hay calles destrozadas, colonias sin agua, desorden urbano, basura y mal manejo se los recursos económicos, es lo que se tiene en estos dos años de administración, nos enfrentamos con una presidenta que no quiere aprender y que seguramente estas palabras provocarán revancha en contra de los seis regidores que desconocemos a quien dice representar a la fracción (de Morena) en el Cabildo’, dijo.
En efecto, los acapulqueños votaron por un cambio en 2018. Lamentablemente, a Adela Román le quedó grande el cargo. Y lo que es peor, sus asesores y demás servidumbre le dicen que ’va bien’, que ’no se preocupe’ y que ’será gobernadora en 2021’, ya sea por Morena o por el PT.
Es evidente que el Cabildo de Acapulco está dividido porque carece de un líder que genere armonía y resultados a favor de los acapulqueños.
La postura del regidor Morlett incomodó a Román Ocampo, ya que la exhibió antes sus invitados especiales como una gobernante irresponsable y alejada del pueblo que votó por ella hace dos años.
Visiblemente molesta, Adela Román le hizo un fuerte reproche a su compañero de Cabildo.
’Debimos haber arreglado nuestras diferencias como fracción en privado, pero te encargaste de dar luz a nuestras diferencias; no te preocupes, no es mal informar, ¡me estás exigiendo obras para tu constructora y no las vas a tener!’.
El señalamiento de la alcaldesa es serio. El problema es que tiene al 80% del Cabildo en su contra. Los dos síndicos (Leticia Castro Ortiz y Javier Solorio Almazán) y cuatro regidores de Morena le han dado la espalda por su estilo autoritario de gobernar.
Es cierto, Morlett no estaba contemplado en el orden del día para fijar postura a nombre de la fracción de Morena, pero tampoco estaba impedido a ejercer su derecho a expresarse. Y no lo hizo a título personal, sino a nombre de seis (de diez) ediles de la 4T, que no comparten la forma en que el gobierno de Acapulco se derrumba por los resultados mediocres de la señora Román Ocampo.
Otro que también llamó la atención de los invitados especiales y de los reporteros que cubrieron el evento en el viejo Palacio Municipal, fue el regidor del PRD, Víctor Aguirre Alcaide, quien acusó que el gobierno municipal que encabeza Morena se ha caracterizado por la improvisación, opacidad, omisión, ocultamiento de la información y falta de transparencia. Además, cuestionó que la alcaldesa haya utilizado dos millones de pesos para la publicidad del segundo informe, cuando el cuerpo edilicio solamente autorizó 850 mil pesos al Comité de Adquisiciones.
Adela Román quiso lucirse en su segundo informe de (des)gobierno, pero cosechó lo que ha sembrado desde que asumió la presidencia municipal de Acapulco: discordia y cuestionamientos.
Si no es capaz de construir puentes de entendimiento con los regidores de su propio partido, menos lo podrá hacer con los de otras fuerzas políticas. Su soberbia es tan grande que no le permite ver más allá.
Se entiende que quería rendir su segundo informe en un ambiente tranquilo, donde todos los representantes de los partidos en el Cabildo le quemaran incienso y le reconocieran ’su gran esfuerzo’ por encabezar un ’gobierno honesto’ y alejado del amiguismo y del nepotismo.
Adela Román detesta que cuestionen a su gobierno o a su persona, porque es enemiga de la libertad de expresión.
Cada vez que cuestionan a su deficiente gobierno, alega que hay una campaña de lodo en contra de su administración o, lo que es peor, que hay violencia política de género en su contra.
Lo cierto es que nadie está en contra de su gobierno ni de que aspire a otro cargo de elección popular en 2021. Lo que se cuestiona son los errores que comete al frente de la Alcaldía porteña, ya que como mujer no está exenta de ser cuestionada por su desempeño en un cargo público.
ENTRE OTRAS COSAS… El pasado viernes 11 quedó claro quién manda en el PT.
Alberto Anaya Gutiérrez, fundador y dirigente máximo de dicho instituto político, vino al puerto de Acapulco a dejarle muy en claro a Victoriano Wences Real –su empleado en Guerrero– que la ex perredista Beatriz Mojica Morga es su amiga y su carta fuerte para la elección de gobernador en 2021.
Con todo el dolor de su corazón, Victoriano Wences no le quedó de otra que aceptar su verdadera realidad y cuadrarse ante Bety, quien a partir de ese día es distinguida militante del PT.
Bien dice el dicho: ’Donde manda capitán, no gobierna marinero’.
¡A sus órdenes, jefe!
Comentarios:
E-mail: [email protected]
Twitter: @efiglesias


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor