Opinión

Trabajadores de prepas populares y sus demandas

Leoncio Castrejón Salgado

Trabajadores de prepas populares y sus demandas

Periodismo

Noviembre 14, 2019 21:29 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Leoncio Castrejón Salgado › guerrerohabla.com

Al iniciar esta semana, maestros de preparatorias populares se manifestaron en Chilpancingo para exigir que la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) y la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) les reconozcan a más de mil trabajadores que realizan actividades de docencia, administrativos y de intendencia.
No es la primera vez que toman las calles para manifestar su problemática. Han realizado manifestaciones cerrando calles y avenidas, provocando molestia e inconformidad en la población. Esta vez no les fue tan bien como en otras ocasiones.
Después de que el gobierno del estado les conminara a desistirse, hicieron caso omiso a los llamados de la autoridad.
¡Desde luego que tienen el derecho del libre tránsito y de expresarse libremente, el asunto es que rebasaron los límites que la misma constitución señala! Porque su derecho termina donde empiezan los derechos de terceros. ¡Así de sencillo!
El llamado reiterado, a no interrumpir la vialidad y el tránsito en vías de comunicación muy transitados en plena capital Chilpancingo, y tras agotar el proceso de protocolo para estos casos, provocó el uso de la fuerza pública para dar certeza y seguridad a la ciudadanía que manifestó su irritación y molestia con sobrada razón.
De ahí que Policías estatales con equipo antimotines desalojaron a quienes bloquearon la Autopista del Sol en dirección a Acapulco, frente a las oficinas alternas de la SEG en el Rancho Los Cedros.
La demanda principal es que la SEG y la UAGro, reconozcan a más de mil trabajadores que no tienen prestaciones laborales.
La situación no es sencilla, es más complicada de lo que parece, porque se dejó avanzar hasta este punto, sea por acción u omisión. Ambas provocan desequilibrio en el sistema educativo de la entidad.
En lo que corresponde a la UAGro, pudiera pensarse que hay cierta obligación moral, pero no. Le comento, la universidad tiene sus propios problemas, tienes sus propias necesidades y vaya que son muchas. La universidad desde el momento en que esas preparatorias empezaron a ’hacer gestiones’ para ’apoyar a jóvenes de escasos recursos económicos, ellos se comprometieron a ser solidarios a cambio de nada. ¡¡Ha caray, a cambio de nada, y sin ningún compromiso de la UAGro para con ellos!!
Y de pronto, resulta que ahora ’exigen’ al gobierno del estado y a la propia universidad, se les reconozca ’sus derechos’.
En reiteradas ocasiones de manera pública y privada, alertamos a las autoridades de la UAGro en turno, que la estrategia de seguir apoyando ’solidariamente’ a crear este tipo de ’prepas’, le traería a la universidad problemas gratuitos. ¡Hoy, ya son un problema!, y vaya qué problema…
La universidad tiene la obligación y el compromiso de velar por los intereses de sus escuelas y facultades, en esa medida avanzará en la consolidación de las funciones sustantivas y adjetivas. Además, financieramente no tiene la capacidad como para cobijar y absorber a entenados.
Intentar reconocer la paternidad del vecino, es acarrearse problemas que seguramente el H. Consejo Universitario no aprobará. ¡Y si no, al tiempo!
Con lo anterior, no se pretende decir que la universidad deje de ser solidaria con las demandas sociales, más bien, se trata de un asunto de finanzas. Y como dijera aquél… ¡ya quisiera para mí, no para otros…!

Mientras tanto…¡¡Que tenga usted, un excelente fin de semana!!


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor