Se agudiza la lucha política en Colombia por llegar al dominio electoral en departamentos y alcaldías


Al ruedo por la alcaldía de Bogotá saltaron hoy las aspiraciones de la ex candidata a la vicepresidencia, Claudia López, y quien luchará con Antonio Navarro por la nominación del partido Verde. También se lanzó el ex secretario del actual alcalde, Enrique Peñalosa, Miguel Uribe Turbay.

| El Espacio Web - Hernando Rocha Martínez | Desde espacioweb
Se agudiza la lucha política en Colombia por llegar al dominio electoral en departamentos y alcaldías

Política

Marzo 05, 2019 13:51 hrs.
Política Internacional › Colombia
El Espacio Web - Hernando Rocha Martínez › espacioweb

A medida que se acorta la distancia para la realización de las elecciones intermedias o regionales del próximo domingo 27 de octubre, aparecen los nombres de quienes aspiran a regir los destinos políticos de los 1.107 municipios y las 32 administraciones departamentales.

Los comicios del octubre no solo servirán para elegir a los gobernantes regionales, sino que también tiene importancia con vistas a la medición de aceptación con la que cuentan los diferentes partidos con miras a las elecciones presidenciales de 2022.

A más de ello, servirán para observar si el país logró superar la división política que registra desde el 2016 cuando se efectuó el plebiscito para ratificar o negar los acuerdos de paz suscrito por el entonces gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc, convertidas ahora en partido político.

En esa oportunidad el resultado mostró a un país partido por la mitad, 52% dijo que no y 48 votó por el si. Esa división se mantuvo y en las pasadas elecciones tanto al Congreso de la República como para la presidencia de la República de nuevo hizo su aparición.

Para las elecciones regionales de octubre ya dos partidos destaparon sus cartas en busca de la alcaldía de Bogotá, el segundo cargo en importancia de elección popular después del de presidente la República, mientras que otros sectores políticos aún siguen especulando con la posibilidad de ir con aspirante propio o en su defecto apoyar al nominado de otro partido que sea afín a su ideología.

El primero en definir candidato a la alcaldía de la capital colombiana fue el Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS), grupo político que lanzó la nominación del actual concejal bogotano, Hollman Morris, quien a mediados de enero fue acusado por su esposa de maltrato familiar, pero a pesar de ello las directivas de Mais le ratificaron su apoyo, decisión criticadas por varias mujeres dentro del mismo partido de Morris y a quien no ven con buenos hojo luego de la denuncia de su pareja, Patricia Casas.

La segunda candidatura en aparecer en escena fue la del gobernante partido Centro Democrático (CD), creado por el ex gobernante Álvaro Uribe Vélez, el cual mediante una encuesta interna se inclinó por la también concejal, Ángela Garzón.
Sin embargo, en círculos del uribismo como se le conoce al CD, se asegura que la nominación de Garzón no llegaría a las elecciones de octubre por los posibles acuerdos que se den con otros sectores de tendencia centroderechista.

Entre esos nombres se encuentra el del ex secretario de Gobierno de la actual administración capitalina, Miguel Uribe Turbay, quien anunció recientemente su candidatura para ser alcalde de Bogotá por el movimiento ciudadano Avancemos.

En su proclamación Uribe Turbay, nieto del ex presidente Julio César Turbay Ayala e hijo de Diana Turbay Quintero –asesinada por un grupo paramilitar- envió una carta a los partidos Liberal, Mira, Centro Democrático, Colombia Justa Libre, Conservador, Cambio Radical y La U con el fin de buscar una alianza para los comicios del próximo 27 de octubre.

Su propósito es el de unificar las fuerzas de la centro derecha de la capital y para ello propone que se realice una consulta interpartidista. ’A pesar del esfuerzo de la ciudad para salir adelante, hay sectores que quieren llegar a destruir o comenzar de cero’, dijo el hoy precandidato.

Al ruedo también se lanzó este 5 de marzo, la ex precandidata a la vicepresidencia de Colombia, Claudia López, considerada por algunos como la candidata a vencer.

Ella colocó su nombre a la consideración de los electores bogotanos como aspirante a la candidatura del partido Verde, de orientación centroizquierdista. Su lucha será con el ex gobernador y ex senador, Antonio Navarro Wolf, y quien entró a la política colombiana en 1990 y una vez que se produjo el acuerdo de paz entre el entonces gobierno del presidente Virgilio Barco Vargas y el Movimiento 19 de abril (M--19).

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor