¡Qué conste... son reflexiones!

Poder político del transporte

Sócrates A. Campos Lemus

Poder político del transporte

Política

Septiembre 14, 2015 23:25 hrs.
Política Estados › México Ciudad de México
Sócrates A. Campos Lemus › diarioalmomento.com

“NO COMBATAS LA CORRUPCCIÓN. ADMINÍSTRALA” Jorge Saldaña.
LA POLÍTICA NECESITA GENTES, CUADROS POLÍTICOS, INFLUYENTES ACUERDOS ECONÓMICOS, COMPROMISOS, LEALTADES, SOCIEDADES Y SIN DUDA ALGUNA, UN INMENSO PODER DE MOVILIZACIÓN POR MEDIO DE LOS AUTOTRANSPORTES PARA CUBRIR EVENTOS Y PARA GARANTIZAR LOS PROCESOS ELECTORALES, DE AHÍ LA ENORME FUERZA DE LOS “EMPRESARIOS DEL AUTOTRANSPORTE”
POCO se sabe de ellos, de sus empresas, de sus transas, de los acuerdos políticos y económicos, fiscales y de la protección que gozan en los caminos y carreteras teniendo a su favor los acuerdos con los funcionarios encargados y gozando de la total protección e impunidad de parte de las policías encargadas de caminos y puertos. Por ejemplo, don Rubén Figueroa, no solamente fue el manejador de la asociación del transporte nacional, también opera muchas de sus líneas y era senador, político y gobernador de gran cercanía con el poder político y de gran fuerza económica que se podía ligar con los militares y policías más poderosos de la época y garantizar el transporte de mercancías y de gentes de las buenas y de las malas, de tal forma que su inmenso poder se siente hasta la fecha en Guerrero, lugar donde se utilizaba mucho el transporte para el tráfico de drogas, armas y gente por todo el territorio nacional llagando a las fronteras del país. Otro ejemplo es Carlos Hank González del grupo Atlacomulco, acuérdense de las pipas de Pemex. Sin duda, los presidente que gozaron de su fuerza política, de su movilización de gentes, de los dineros aportados, sabían de su influencia y de sus relaciones con los grupos de la delincuencia organizada de tal suerte que esa fuerza se mantiene hasta hoy, ligada a los cuadros del Estado de México y llegan a los niveles más altos del grupo Atlacomulco, sin embargo, jamás se les ha tocado ni investigado a pesar de conocerse las ligas de los “empresarios con los políticos”. Y como diría Don Teofilito: ni los investigarán… si lo hacen, destapan la cloaca y nadie saldrá limpio.
Muchos son los políticos que gozan de esa protección oficial de tal suerte que hasta controlan por medio de los pases de cobro en las carreteras del país el manejo y operación de los traficantes de drogas, armas, gentes y dinero que se hace por la inmensa red de caminos de México. Todos conocen las relaciones entre los empresarios del transporte y los grupos de la delincuencia organizada y el sector político y económico del país y de cómo se han refugiado en el grupo Atlacomulco, y de cómo siguen operando el inmenso tráfico de drogas, armas y gentes por el país. De tal suerte que con esas relaciones de buen fe de parte de los políticos, ya que les sirven en las movilizaciones de masas en los eventos públicos y políticos, es como van tejiendo esas relaciones que se confunden en la verdadera actividad que les ha permitido enriquecerse de tal suerte que, ahora, incursionan en el transporte aéreo y en el marítimo, controlan el transporte de granos, de mercancías, de combustibles y es por ello que jamás se sabe de cómo en esas grandes empresas, ellos, tienen sus propios centros de distribución de combustibles de donde se dice, por varios mecanismos de seguridad que de ahí se concentra la distribución del combustible robado en el país.
Las forma de lavado de dinero son importantes y se pueden realizar por medio de las empresas de transporte y es así que cuando hay conflictos económicos y políticos como el que se sucedió en el 2006 en Oaxaca, una de las empresarias del transporte, Aurora Acevedo, ha sido acusada por Ulises Ruíz de operar en contra de otras empresas, contratando a los grupos del narcotráfico para quemar los camiones de las empresas competidoras y es tan cierto que hoy en día todos saben de la forma en que vienen operando esos grupos y es por esa razón que, aparentemente, se desliga de la empresa, pero opera con todo el poder político en favor del grupo de otro ex gobernador y anda ofreciendo sus servicios a todos los posibles precandidatos al gobierno del estado, este mismo esquema es el que se repite en todo el país y es por esa razón que la impunidad ofrecida a los transportistas llega incluso a proteger sus otras actividades como se ha visto se hace ahora en Guerrero, cuanto después de meses se viene hablando de las prácticas de tráfico de drogas que se hace por medio de los autotransportes de pasajeros por el país.
Por esa razón los propietarios del transporte, los zares, gozan del inmenso poder político además del económico con el cual favorecen el crecimiento de su negocio, así que nadie sabe en dónde están registradas las unidades y es por ese mismo motivo que de pronto, usted puede comprobar que hay números idénticos en varias unidades de la misma línea, y es que para cubrir los accidentes y sobre todo las actividades de narcotráfico y de tráfico de armas, mercancías y gentes por lo que tienen que tener unidades con números clonados para poderse deslindar de cualquier investigación, pero la realidad es que nadie conoce el inmenso poder político y económico de los zares del transporte que controlan las rutas y caminos del país… todo, porque son los que aportan unidades y dinero a las campañas políticas… lo dicho: la política es un gran negocio. Y para los zares del transporte una gran protección e impunidad…
© 2015 Microsoft Términos Privacidad y cookies Desarrolladores Español

Ver más