En Texcoco, calculado infortunio (electoral)


Cuidar el voto se vuelve tarea ciudadana elemental. La anulación del voto, a pie de casilla favorecerá a los candidatos del tricolor. Y abstenerse resulta inútil venganza en contra del sistema social, contrasentido para con las conquistas ciudadanas.

| Alex Sanciprián | Desde todotexcoco.com
En Texcoco, calculado infortunio (electoral)

Elecciones

Mayo 15, 2015 15:27 hrs.
Elecciones Municipios › México Estado de México / Texcoco
Alex Sanciprián › todotexcoco.com

Texcoco, Edoméx.- En política todo se calcula. Pocas cosas se dejan al azar, a la casualidad.

Eventualmente, la desmemoria del alma colectiva les facilita las cosas a los políticos, sobre todo esa que tiene que ver con uno de los densos capítulos de la Historia Universal de la Infamia.

Espantosos redentores, pro hombres que se adjudican el patrimonio de la verdad absoluta y la truculencia que se le imprime a los procesos electorales destacan en el modo como se desarrollan las actividades en torno al poder en México, en el estado, en nuestro fantástico municipio cuyo destino sí está ahora en entredicho.

Hace un par de semanas el senador Luis Sánchez estuvo en un evento proselitista del profesor Jorge de la Vega. Al final del evento varios colegas periodistas (también puestos en entredicho, recientemente) le pidieron su opinión respecto al horizonte inmediato del proceso electoral en Texcoco.

Sin tacha de duda, Luis Sánchez alertó lo siguiente: “Cuidado, es real y mucho la amenaza de que Antorcha Popular se haga de la Presidencia de Texcoco. Por otro lado, sí hay una izquierda fragmentada, pero lo preocupante es que de generarse un abstencionismo del 70 %, esa variable les favorece. Ya saben: esto es una lucha de estructuras, y en efecto, el PRI la tiene en todo el país y aquí también”.

Y tiene razón y no.

Es decir, ante el pronóstico de un profundo abstencionismo en la localidad, se perfila la posibilidad de que se ponga en marcha lo que se denomina “turismo electoral”. Gente que viene de fuera a votar, algunos con credenciales hechizas, otras verdaderas, la mayoría solo para interrumpir, hacer ruido, en el desarrollo de la jornada y no permitir el voto de los auténticos texcocanos.

De tal suerte, existe también el evidente escenario político de que en Texcoco las estructuras del PRI no van a operar del todo a favor de su candidato.

Buena parte de los genuinos priistas del lugar votarán en favor del PRD y de MORENA. Algo inusitado en la región y tal vez en el Estado y en el país.

En estas circunstancias, cuidar el voto se vuelve tarea ciudadana elemental.

La anulación del voto, a pie de casilla favorecerá a los candidatos del tricolor.

Y abstenerse resulta inútil venganza en contra del sistema social, contrasentido para con las conquistas ciudadanas.

Cuatro variables serán, en definitiva, punto más que determinantes en la contienda electoral que se avecina a menos de 23 días: la efectiva operatividad de las estructuras del PRD y de MORENA, la consistencia o no del “turismo electoral”, la conveniencia de cuidar el voto, y la deseable muestra de civilidad y cultura política de los jóvenes de este municipio para sufragar, en tiempo y forma.

De otro modo, el calculado infortunio (electoral) en Texcoco se convertirá -de ganar el candidato tricolor- en pésimo presagio para la historia política, económica y cultural de este significativo municipio del oriente mexiquense: retroceso, mezquina proletarización vecinal, más usufructo del precarismo social, y desbandada de miles de texcocanos bien nacidos.

Ver más