Powerbank ADATA AP20000D - Negro, 20000 mAh

México Sin Filtros

El rugido del tigre: la muerte anunciada del PRI, PAN y PRD

Stephany Lavalle*

El rugido del tigre: la muerte anunciada del PRI, PAN y PRD

Política

Julio 16, 2018 02:58 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Stephany Lavalle* › Líderes Políticos

El primero de julio fuimos espectadores de la muerte anunciada de los tres partidos políticos con más fuerza política en el país; dos de ellos ya han sido gobierno federal (PAN y PRI) y otro ha gobernado por varios sexenios el centro político de México (PRD). La pregunta es ¿cómo perdieron de un día a otro hasta sus bastiones políticos?

La respuesta se encuentra precisamente en que no fue una situación repentina, por el contrario sus simpatías se fueron perdiendo con años de indiferencia, de injusticias sociales arropadas por todos los partidos políticos en el poder, por actos anti democráticos, por dejar de lado las verdaderas convicciones e ideales de cualquier partido político, a saber "Servir a la Patria", una muerte anunciada que todos menos los integrantes de los partidos referidos venían venir.

Un país que tiene 95 millones de habitantes viviendo en la pobreza y vulnerabilidad, donde matan a más de 70 personas al día y el 44.6% de sus habitantes con estudios universitarios se encuentran en situación de desempleo, un país donde la corrupción está al nivel de Haití, Somalia o Venezuela, donde ocurren 7.5 feminicidios cada día… son algunos de los motivos del descontento masivo de la sociedad mexicana.

Aunado a esto se encuentra la falta de verdaderos liderazgos dentro de los partidos políticos. Del PRI (partido en gobierno), su desgaste social fue tan fuerte que recurrió de emergencia a un candidato no militante del mismo, algo nunca antes visto en la historia del partido, era de esperar que ese antídoto de emergencia sería aquello que lo terminaría de matar. Por si fuera poco al PRI no le bastó el repudio social, sino que por dentro hubo división: la candidatura de Pepe Meade no fue arropada como en los viejos tiempos por todos los sectores del PRI, por el contrario le apostaron a candidatos de otros partidos… muchos dirían que fue el desempeño de Pepe Meade en campaña lo que los llevo a la derrota electoral, pero ni el mejor estratega y carismático político podría limpiar el cochinero que hizo la actual administración, los desvíos de dinero de múltiples gobernadores, la casa blanca, Ayotzinapa, los tres estudiantes de Jalisco, por mencionar, el priismo no alcanzó a darse cuenta que México no es el mismo de hace 40 años, que las redes sociales ponen al descubierto cualquier acto de corrupción y que en cuestión de segundos se hace viral, que es imposible tapar el sol con un dedo.

El PAN con un dirigente nacional que destruyo internamente al partido, exiliando figuras clave y que al final acabaron en la oposición otorgándoles poder; por primera vez en la historia Acción Nacional se olvido de su ideología de derecha y hace alianza con lo que tanto ha criticado por sexenios "la izquierda". Fuimos testigos que la ambición desmedida puede llevar cuesta abajo a una de las instituciones partidistas más sólidas, que se había mantenido inalterada desde sus inicios, es contra natura considerar una alianza de la izquierda con la derecha, ya que sus ideales son contrapuestos por excelencia.

El PRD, una izquierda que fue perdiendo poco a poco sus principales exponentes y de esta manera se fueron quedando sin verdaderos líderes dentro del partido hasta llegar a lo que ahora son: un partido enano del sistema político. Aliarse con el PAN fue la peor apuesta que pudieron hacer, es irónico que el partido que en el pasado le dio fuerza política a AMLO ahora no se encuentre en el primer gobierno de izquierda de México.

Y la cereza del pastel, el liderazgo de Andrés Manuel entre la gente, que Morena es un partido con apenas cuatro años de vida y por tanto sin manchas de corrupción, escándalos, nepotismo, desfalcos millonarios de esos que tanto odiamos los mexicanos, era de esperarse que siendo la única opción ganara con ese margen tan alto.

El sistema partidista de nuestro país se ha reconfigurado, sin duda los próximos años veremos desaparecer partidos y aparecer nuevos, el partido electo tiene una responsabilidad enorme de rendir cuentas transparentes a los mexicanos, servir para lo que los hemos contratado y acortar la brecha entre el ciudadano y el político; de no hacerlo, tarde o temprano sufrirán el mismo destino que los partidos que suplieron.

Sin duda los opositores de AMLO tendrán que buscar alternativas inteligentes y diferentes a lo que venían haciendo, porque esta vez sólo lograron ponerle una raya más al tigre.

* Economista del IPN y Abogada por la UNAM. Analista Político, Escritora y amante del buen Café.
Redes sociales: Twitter: @StepLavalle, Facebook: México sin filtros’ Stephany Lavalle. Instagram: mexsinfiltros


Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor