Noé Mondragón Norato

El primer paso de Ortega

Lectura Política

El primer paso de Ortega

Periodismo

Mayo 20, 2015 04:23 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Lectura Política › eldiariodetaxco.com


Uno de los asuntos que resulta prioritario en la actual coyuntura electoral, es la desactivación del conflicto público. Y en esa tesitura, el gobernador Rogelio Ortega Martínez, ha sacado el arsenal político y de la negociación para lograrlo. Desde luego, la amenaza de un potencial boicot electoral por parte de los grupos y organizaciones sociales radicales, lo ha obligado a moverse dentro de las pistas resbaladizas de los acuerdos con actores que, en la mayoría de los casos, evalúan a los gobiernos como los responsables de todos los males que aquejan a la sociedad. De ahí la urgente necesidad de contener su actividad. Al menos de aquí a la elección del próximo 7 de junio. Estas son algunas vertientes en las que se mueve el mandatario estatal.
ORTEGA: ENFRENTAR LA ELECCIÓN.- Si bien es cierto que el ex gobernador Ángel Aguirre, fue el primero en visitar en sus propios lares a los campesino que integran el Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa La Parota (Cecop), tras un insensible y fallido gobierno estatal de la alternancia encabezado por el ex perredista y actual panista, Carlos Zeferino Torreblanca Galindo; el actual mandatario estatal es el primero en visitar a un representante de esa organización, pero en prisión. Se trata del vocero del Cecop, Marco Antonio Suástegui Muñoz. Con ello, Rogelio Ortega envía varias señales: 1.- Manda un mensaje de solidaridad con el movimiento de protesta pública de donde él mismo emergió en su momento. Y se entiende que esa decisión también va aparejada con la intención de que el vocero de esa organización, sea absuelto de los cargos emitidos en su contra. Los cuales explicarían su actual situación carcelaria. Como sea, el mensaje central del mandatario estatal es de reconciliación con la protesta de las organizaciones radicales que amenazan boicotear el proceso electoral en puerta. 2.- Mientras Ortega Martínez, visitó en el penal de La Unión al vocero de la Cecop, su esposa Rosa Icela Ojeda Rivera, hizo lo propio con la coordinadora de la Policía Comunitaria en Olinalá, Néstora Salgado García, presa en el penal de Tepic, Nayarit, y quien cumple ya 14 días en huelga de hambre dentro de ese centro de readaptación social. Los simbolismos son casi paralelos. Porque tanto Nestora como Marco Antonio, representan movimientos de corte radical. Si se recuerda, Suástegui Muñoz fue en el pasado un personaje extremista, al grado de pretender formar una ínsula de poder ajena a las decisiones del gobierno estatal. Su organización decidía qué personaje podía ingresar a las comunidades que integran los bienes comunales de Cacahuatepec, y cuáles de ellas no. Ese desafío a las autoridades explica en gran medida, su actual reclusión carcelaria. Y Nestora fue señalada no solo de pretender ir más allá del simple control de la Policía Comunitaria en el municipio de Olinalá, afiliada a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), sino de haber operado el delito de secuestro. Elegir a dos presos políticos cuya actividad fue ampliamente cuestionada en el pasado reciente, y de los cuales los grupos sociales radicales han demandado reiteradamente su liberación, se convierte en el primer signo de amplia voluntad política por parte de Ortega Martínez. 3.- Desactivado el asunto de los presos políticos, al gobernador le restaría únicamente controlar y negociar a fondo con los segmentos radicales del movimiento magisterial agrupado en la Ceteg. Y de los padres de familia de los 42 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos. Porque son ellos quienes de manera recurrente e incisiva, han mostrado su determinación para no permitir la realización del proceso electoral en puerta. No al menos en regiones que ellos consideran “bajo control” de su movimiento de protesta. Y como Ortega Martínez, le ha dado congruencia a su compromiso de respetar y ser tolerante con la protesta pública, la agenda gubernamental se vuelve más complicada. Sin que ello signifique que sea imposible lograr los acuerdos. Como sea, el mandatario estatal ya dio el primer paso de los muchos que le faltan por caminar.
HOJEADAS DE PÁGINAS…En un verdadero caos y abandono mantiene a la ciudad capital, el director de los Servicios Públicos Municipales, Gregorio Arcos Vélez. Baches por donde sea, semáforos inservibles, calles destrozadas. Y una obra pública desordenada y que solo ha contribuido al enriquecimiento sistemático del ex presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local, el priísta Enrique Galeana Chupín, metido hoy a constructor y favorecido con la mayoría de las obras en el municipio. El edil Mario Moreno, está obligado a replantear la permanencia de Arcos Vélez en esa cartera estratégica. Para que cierre bien y con altas plusvalías políticas, la administración que encabeza.
dragonato@hotmail.com

Ver más