El costo del parto es inalcanzable para la mayoría de los mexicanos: UNICEF


Los costos prohibitivos de los servicios médicos, la falta de acceso a profesionales debidamente capacitados y el matrimonio infantil colocan a millones de mujeres en todo el mundo en un alto riesgo, revela un nuevo estudio de UNICEF.

| Redacción | Desde Emmanuel Ameth Noticias
El costo del parto es inalcanzable para la mayoría de los mexicanos: UNICEF

Temas clave / UNICEF

Salud

Junio 10, 2019 09:44 hrs.
Salud Nacional › México Ciudad de México
Redacción › Emmanuel Ameth Noticias

Para muchas familias, pagar los elevados precios de un parto puede ser catastrófico, advierte el Fondo de la ONU para la Infancia en un informe divulgado este lunes, que también destaca la muerte de más de 800 mujeres al día debido a complicaciones que tienen que ver con el embarazo.

El estudio ’Madres saludables, bebés saludables’ señala que más de 5 millones de familias en África, Asia y América Latina y el Caribe gastan más del 40% de sus recursos no dedicados a la alimentación en cuidados de salud materna cada año y detalla que casi dos tercios de esas familias viven en Asia y 1,9 millones en África.

La directora ejecutiva de UNICEF explicó que el costo de los cuidados prenatales y de parto hace que muchas mujeres ni siquiera busquen atención médica durante el embarazo, lo que pone en peligro sus vidas y las de sus bebés.

’Si una familia no puede pagar esos precios, las consecuencias pueden ser fatales. Cuando las familias evitan acudir al doctor para reducir los gastos por cuidados de salud materna, tanto las mujeres como los bebés sufren’, subrayó Henrietta Fore.


Demasiadas muertes evitables
Según los datos de UNICEF, diariamente se registra un mínimo de 7000 muertes neonatales y la mitad de esos bebés estaban vivos al empezar el trabajo de parto. Además, otros 7000 bebés mueren durante su primer mes de vida.

El contraste entre la atención que reciben las mujeres según su capacidad económica es devastador. En el sur de Asia, las mujeres ricas tienen al menos cuatro visitas más de atención prenatal que las mujeres de familias pobres. Cuando se trata de mujeres que dan a luz en un establecimiento, la brecha entre las más pobres y las más ricas es más del doble en África occidental y central.

“Le estamos fallando a las madres más pobres y vulnerables en cuanto a la atención de calidad durante el embarazo y el parto. Muchas mujeres siguen sufriendo, sobre todo en el alumbramiento. Podemos poner fin a esta situación y salvar millones de vidas con tan sólo dos manos preparadas, instalaciones funcionales y mejor calidad antes, durante y después del embarazo”, afirmó la directora ejecutiva de UNICEF.

El Fondo de la ONU recordó que si bien los doctores, enfermeros y parteras son cruciales para salvar la vida de las mujeres y sus hijos, millones de partos ocurren sin la presencia o atención de un profesional.

Contrastes entre pobres y ricos

El estudio reconoce que el personal de salud aumentó en muchos países entre 2010 y 2017; sin embargo, precisa que ese incremento fue mínimo en los países más pobres, donde los niveles de mortalidad materna y neonatal son más altos.

Como ejemplo refiere que durante ese periodo los trabajadores de salud aumentaron de 4 a 5 por cada 10.000 personas en Mozambique, y de 3 a 9 en Etiopía, mientras que en Noruega, ese número pasó de 213 a 228.

Por otra parte, UNICEF resalta que las complicaciones del embarazo son la principal causa de muerte entre las adolescentes de 15 a 19 años y que sus hijos corren un mayor riesgo de fenecer antes de los cinco años. No obstante este peligro, las esposas niñas o adolescentes tienden a recibir menos cuidados adecuados durante el embarazo y tienen menos probabilidades de parir en una instalación de salud que las mujeres que se casan siendo adultas.

Además, las niñas casadas terminan teniendo más hijos que las esposas adultas, lo que socava sus oportunidades de aspirar a una vida mejor e incrementa la carga financiera de sus familias.

En México solo el 23% las mujeres tiene acceso a la Seguridad Social (IMSS). Hablamos de 29 millones de mexicanas que representan un poco más del total de todos los usuarios afiliados al IMSS en el país. Por detrás quedan otros 60 millones de personas cuyo único acceso a la salud es a través del Seguro Popular o instituciones parecidas. De esta parte de la población, más de la mitad también son mujeres.

En la otra punta de la realidad del país, un 36.8% de la ciudadanía en México es usuaria de servicios de sanidad privados, donde cada vez más mujeres que ya cuentan con IMSS, deciden dar a luz. En 2017, el 14% de los nacidos en México, lo hizo en un hospital privado.

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor