Crónicas de Taxco

Arrogancia humana

José Arroyo Reyes

Arrogancia humana

Periodismo

Mayo 01, 2019 22:14 hrs.
Periodismo Municipios › México Guerrero / Taxco
José Arroyo Reyes › guerrerohabla.com



«Quien no vive para servir, no sirve para vivir» Juan Bosch


Mucha de la gente de este tiempo se ufana y orgullece de haber estudiado en las mejores planteles universitarios de México y del mundo para ’servir’. Qué bueno que así sea, pero que ese don, conocimientos y herramientas sean para lograr éxito y forjarse una vida de bienestar con sus seres queridos y servir al prójimo de verdad, no de engañitos.
Sin embargo, a los largo de los más de 40 años de actividades en el oficio de reportero en periódicos nacionales estatales y locales, he observado como una gran mayoría (no todos) esos ’estudiosos’, ya sean políticos o empresarios -la dupla infame-, han convertido ese noble don del conocimiento para manipular y aprovecharse de la gente más sencilla, pobre y sin estudiados para sacar raja a sus costillas. Sin embargo, si hay todavía gente buena en todos los sectores de la vida nacional e internacional.
Por supuesto que el que no nace para servir, no sirve para vivir. Es mucho mejor, de acuerdo a mi personal opinión, ser un iletrado, inculto, instruido o analfabeto, que ser un disoluto Lic.
Es mucho mejor ser un pobre ser humano que un inhumano sabio o millonario. Lo mejor es ser sensible con la gente que sufre hambre de justicia y pan, enfermedades y que no tienen una cama donde sosegar por las noches la cabeza; por supuesto que es mucho mejor ser un ignorante que tener enfermo el corazón de odio y ambición.
En casa o en el trabajo, la gente debe ser responsables de transmitir las buenas noticias, tal es caso de los periodistas, las buenas noticias que promueven la cultura de la vida con ejemplo. Sin embargo, muchas veces encontramos obstáculos y oposición puesto que a mucha gente le molesta que les manifestemos el decreto del amor cuando se opone a sus planes de intereses o conveniencia.
Sentimos pena que las manifestaciones de rechazo a las enseñanzas del Creador por parte de sus hijos o familias, de los compañeros de trabajo o de quien sea. Pero también sentimos alegría de saber que estamos cumpliendo la voluntad de Dios y que esa voluntad, finalmente, será la que salve a todos los que abran sus oídos, su mente y su corazón.
Esto es lo que impulsará a seguir llevando la Voz como una antorcha en medio de las tinieblas de un mundo ensoberbecido que se niega a creer el final del camino. La vida actual de millones de seres humanos en una sociedad que se proclama libertaria pero se somete a las cadenas de la injusticia, la mentira y de yerro…gentedetaxco@hotmail.com


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor